Mejores recetas con sobrasada ibérica

por | Feb 11, 2021 | 0 Comentarios

La sobrasada es una de las grandes maravillas de la gastronomía española. ¿Cómo la prefieres? Sobre una rebanada de pan, en tortitas, acompañando pastas y lasañas… Lo cierto es que existen muchísimas maneras de disfrutar esta delicia

Así que, si eres de los que disfruta descubriendo nuevas fórmulas… Esto te interesa: 

Desde el equipo de Extrem Puro Extremadura hemos seleccionado para ti estas cinco recetas con sobrasada ibérica; platos tradicionales e innovadores que te harán salivar a lo largo de este post. 

Descubre con qué combina la sobrasada y cómo sacarle el máximo partido para sorprender a tus invitados.

Recetas con sobrasada ibérica fáciles

De sabor intenso y textura irresistible, la sobrasada es uno de los embutidos más tradicionales en España. Se prepara desde tiempos inmemoriales, lo que ha favorecido el surgimiento de infinidad de maneras de disfrutarla

Pero además, los más creativos y golosos han dado lugar a diferentes platos y entrantes con sobrasada que, sin duda, te va apetecer probar. ¿Quieres conocerlas?

Si te gusta la cocina, no te pierdas nuestras recetas con jamón ibérico y los mejores aperitivos con jamón ibérico para Navidad.

Tapa de sobrasada con queso de cabra

Si quieres sorprender a tus invitados desde el minuto uno, recíbeles con unas riquísimas tapas con sobrasada y queso de cabra que les impresionarán. Para ello necesitarás, rebanadas de pan, queso de rulo de cabra, rúcula, vinagre balsámico de Módena y, por supuesto, sobrasada.

Comenzamos por precalentar el horno a 180º, mientras montamos sobre la rebanada la sobrasada y un fino trozo de queso de rulo de cabra. Lo introducimos en el horno, con el horno ya caliente, hasta que el queso comience a fundirse, momento en que lo sacamos. Mientras, aliñamos la rúcula con el vinagre de Módena. Una vez que tenemos las tostadas fuera, las coronamos con la rúcula ligeramente escurrida.

Si quieres darle mayor presencia al plato, opta por rebanadas de pan de semillas y, a poder ser, de masa madre. Le dará consistencia y elegancia a la tapa.

Crema de sobrasada

Esta crema es uno de los aperitivos con sobrasada más originales que puedas probar. Aparte del ingrediente principal, necesitarás leche, patata, lonchas de bacon, huevo duro, agua, mantequilla, orégano y sal. Son todos los ingredientes que necesitas para este entrante, sencillo pero delicioso.

Lo primero es lavar, pelar, cortar, salar y cocer las patatas para preparar un puré, al que añadimos varias cucharadas de mantequilla, leche y el agua con el que hemos cocido las patatas. Será la base de la crema. Deshacemos la sobrasada a fuego lento en un cazo durante unos pocos minutos y añadimos el agua restante.

En este punto mezclamos el puré con la sobrasada y lo removemos hasta obtener una crema homogénea. La pasamos por la batidora para eliminar los grumos y obtener una textura más fina y, para finalizar, decoramos la crema con el huevo duro picado y varias lonchas de bacon frito, bien crujiente. 

¿Quieres dotar al plato de un toque extra de sabor? Añade una pizca de sal, orégano, algo de pimienta y un hilo de aceite de oliva virgen extra. ¡Bon appétit!

descuento ibéricos nuevos

Croquetas de sobrasada

Estas croquetas son una de las tapas con sobrasada con más potencial para triunfar en cualquier reunión. Especialmente, si es con amantes del sabor ibérico. Una apuesta segura.

Necesitamos harina de trigo, leche, huevo, pan rallado, aceite de oliva virgen extra y, por supuesto, sobrasada.

Preparamos una bechamel mezclando la mantequilla y la harina, y añadiendo poco a poco la leche, de forma que se van deshaciendo los grumos hasta obtener el relleno. En este punto podemos comenzar a añadir pequeños pellizcos de sobrasada que, al remover, va dando a la bechamel un tono anaranjado.

Debemos añadir la leche necesaria para que quede bien jugoso y, después, dejamos enfriar la masa. En este momento ya es posible formar las croquetas y rebozarlas en huevo batido y pan rallado. Para terminar, freímos las croquetas en aceite caliente.

Arroz seco con sobrasada

¿Quieres descubrir cómo servir la sobrasada en la mesa y sorprender a tus invitados? Te proponemos un arroz seco con sobrasada, un primero que no dejará a nadie indiferente. Necesitaremos arroz, tomates maduros rallados, caldo de verduras, aceite de oliva, ñora molida y sobrasada cortada en anchas rodajas.

Para empezar este plato requiere de un recipiente tipo paella, en el que sofreímos las rodajas de sobrasada vuelta y vuelta y reservamos. Posteriormente, añadimos el tomate rallado y sofreímos a fuego lento 10 minutos.

A continuación, incorporamos el arroz y removemos durante 3 minutos hasta dorarlo ligeramente. Siendo este el momento de incorporar el caldo vegetal y cocerlo a fuego medio. Para continuar con incorporar el azafrán y un poco de perejil picado.

Una vez que tenemos todos los ingredientes cocemos de 18 a 20 minutos, dependiendo del punto de cocción al que se desee el arroz. Para terminar con un reposo de 5 minutos antes de servirlo. Un plato que gustará hasta a los paladares más exigentes.

Paletilla con sobrasada y miel

El segundo plato de nuestro menú de sobrasada está pensado para partidarios del sabor intenso y que se dejan seducir por los contrastes… Si eres así, te encantará esta receta.

Necesitas: paletillas de cabrito, patata, tomates, puerro, cebolla blanca, cebolla morada, sobrasada, miel, aceite de oliva y sal.

El primer paso, tras limpiar las paletillas, es untarlas en aceite de oliva y salpimentar al gusto para hornearlas, en torno a los 200ºC, hasta que queden bien doradas.

Mientras tanto, pelamos y troceamos las hortalizas y las unimos a la paletilla, añadiendo un chorro de vino tinto en la fuente. En este punto es importante bajar la temperatura, al menos a 100ºC, y dejarlo cocinar durante bastante tiempo, entre cuatro y cinco horas.

Por otro lado, colocamos en un recipiente la sobrasada junto con dos o tres dedos de miel, y removemos hasta que la grasa desaparezca.

Llega el turno de la cebolla: tras pelarla, la preparamos en juliana y la metemos en el horno, junto con el resto de ingredientes. Por último, incorporamos las patatas cortadas en láminas finas y, una vez doradas, las pasamos por la batidora para hacer un puré.

Para terminar, salpimentamos todos los ingredientes al gusto y los colocamos en una bandeja. ¿Te gusta la carne jugosa? Es el momento de la salsa de miel y sobrasada: úntala sobre las paletillas y añade, junto a ellas, el puré de patata.

Disfruta tu momento

¿Cuál de estas recetas con sobrasada ibérica vas a poner en práctica?

Si deseas potenciar aún más el sabor y la intensidad de tu plato, en Extrem Puro Extremadura encontrarás una de las mejores sobrasadas ibéricas de España.

Descúbrela aquí.