Seguramente ya sabes que el secreto ibérico es una de las piezas más codiciadas del cerdo para su uso en cocina. Hay decenas de recetas con secreto ibérico con las que se nos hace la boca agua… Pero antes de empezar, ¿sabes de dónde le viene el nombre?

El origen de este nombre está en las carnicerías. Sus dueños, conocedores de las bondades de esta jugosa carne, se rumorea que se guardaban esta pieza para su propio  consumo. Aunque hay otros que dicen que el nombre se debe a que se trata de un corte bastante escondido en el despiece, que solo puede apreciarse si se corta el músculo en horizontal.

¿Por qué está tan jugoso el secreto?

Su éxito se lo debe a la grasa infiltrada que se encuentra en esta pieza. Ese veteado blanco que lo hace reconocible a primera vista, hace que asado, a la plancha o a la parrilla, cualquier receta de secreto ibérico sea un triunfo en la mesa.

El secreto ibérico de Extrem Puro Extremadura proviene de cerdos 100% ibéricos puro, alimentados en las dehesas extremeñas con bellotas y pastos naturales. De ahí su exquisito sabor y textura. 

Recetas con secreto ibérico de cerdo fáciles

El secreto es una carne fácil de cocinar, incluso para los menos cocinillas. Aunque si eres de los que te gusta encerrarte en la cocina, para ti también hay preparaciones que te permitirán lucir tus dotes culinarias.

Cada pieza suele rondar los 200 gramos y su característica forma de abanico y su veteado blanco lo hacen inconfundible en el plato. A continuación te dejamos una recomendación de recetas con secreto ibérico de bellota de los más deliciosas.

Si te encanta la cocina descubre nuestras deliciosas recetas con sobrasada ibérica y una selección con los mejores platillos con jamón ibérico.

secreto iberico

Secreto ibérico en salsa de cerveza negra

Si eres un amante de los sabores con personalidad, esta receta te encantará. Necesitarás, además del secreto: dientes de ajo, puerro, maicena, caldo de carne y, por supuesto, cerveza negra.

Primero, haz un sofrito con los ajos y el puerro. Añade la cerveza negra y el caldo de carne -en el que previamente habrás disuelto la maicena-.

Para cocinar el secreto, pon en una sartén o plancha un chorro de aceite de oliva y fríe la carne unos 3 minutos por cada lado. Añade sal y pimienta al gusto.

Caldereta de secreto ibérico

Con el secreto, hay vida más allá de la plancha. Y guisado, también es una estupenda manera de disfrutar de todo su sabor. Para cocinar esta caldereta de secreto necesitas: cebolla, ajo, pimiento rojo y verde, tomates maduros, laurel, tomillo, romero y vino blanco.

Lo primero que haremos es trocear y dorar con aceite de oliva el secreto ibérico. Añadimos sal y pimienta al gusto.

A continuación añadimos en la olla la cebolla, ajos y pimientos, todo bien cortadito. Añadimos 50 ml. de vino blanco y los tomates pelados y troceados.

Finalmente añadimos el laurel, el tomillo y el romero. Cubrimos con 100 ml. de vino más y dejamos cocinar una media hora.   

Secreto ibérico encebollado al Pedro Ximénez

Siguiendo con los guisos, ahora te presentamos un perfecto maridaje entre lo mejor de Extremadura y Andalucía. El secreto de Extrem Puro Extremadura y el vino dulce Pedro Ximénez.

Para elaborar esta receta necesitarás cebolla blanca, cebolla roja, ajo, laurel, aceite de oliva y Pedro Ximenez. 

Lo primero que tenemos que hacer es trocear la cebolla en juliana y el ajo en porciones pequeñas. Trocea a continuación el secreto ibérico.

Para esta receta utiliza una cazuela pequeña pero con bastante profundidad. Añade aceite de oliva, el ajo y el secreto. Salpimentar al gusto y dorar la carne de forma uniforme.

A continuación, añade una hoja de laurel, la cebolla cortada en juliana, tapa la olla y deja que se haga hasta que la cebolla esté dorada. Cuando se haya consumido el agua que habrán soltado la carne y la cebolla, añade el Pedro Ximénez y sigue cocinando a fuego medio.

Esta receta, aunque sencilla, necesita su tiempo pero al cabo de unas 2 horas de cocción la carne estará tierna y con ese punto dulce que le da el vino. 

No se a ti, pero a mi se me ha hecho la boca agua. ¿No me pasaré por la tienda de Extrem a llevarme un secreto ibérico?