Recetas con pluma ibérica fáciles y deliciosas

por | Abr 22, 2021 | 0 Comentarios

La pluma ibérica, junto al secreto y la presa, son los tres cortes más codiciados de la carne de cerdo ibérico

La pluma ibérica disfruta de una gran cantidad de grasa infiltrada, lo que le da ese sabor tan intenso y jugoso que la caracteriza. 

La pluma tiene forma triangular, y en el despiece del cerdo es la parte anterior al lomo, que se encuentra junto a la presa.

¿Te gustaría conocer algunas de las mejores y más fáciles recetas para cocinarla?

Mejores recetas con pluma ibérica

Cocinar pluma ibérica es fácil y puedes encontrar recetas que hagan las delicias de tus invitados o familia: pluma ibérica al horno con patatas, pluma iberica en salsa, al horno… Pero antes de empezar, unos pequeños consejos.

Muchos expertos dicen que la carne de cerdo ibérica está más buena cuanto menos la tocas (así que evita manosearla en exceso). Además, es muy importante atemperar la carne antes de cocinarla (sácala de la nevera con el tiempo suficiente para que coja temperatura ambiente).

¿Cuándo es mejor poner la sal, antes o después de cocinarla? Aunque aquí encontrarás opiniones para todos los gustos, nosotros recomendamos echarla antes de su cocinado.

pluma de cerdo recetas

Pluma ibérica a la plancha

Empecemos por lo fácil: una sencilla  receta de pluma ibérica a la plancha. Calienta -fuego medio alto- un poco de aceite de oliva en la plancha o sartén y haz la pluma entre 2 y 3 minutos por cada lado. Al tratarse de un corte bastante fino, con ese tiempo será suficiente para obtener un resultado jugoso.

Cuando la pluma esté sobre la plancha, añade sal al gusto, pimienta y ajo. Puedes acompañar la carne con unas deliciosas verduras a la plancha.

Pluma ibérica en salsa de verduras

Para  realizar esta receta necesitarás: una zanahoria, un tomate, una cebolla, pimentón de la Vera (fundamental, el mejor pimentón de España), ajo, un vaso de vino tinto, laurel, pimienta y sal.

En una olla, Empezamos calentando el aceite en una olla y pochando las verduras, durante 10-15 minutos. 

Después, añadimos el pimentón y el tomate (cortado en trozos, como las verduras). 

Echamos en la olla el vino tinto y después el agua. Corregimos de sal y añadimos la pimienta y un par de hojas de laurel. Finalmente, añadimos las plumas ibéricas y cocinamos a fuego lento durante aproximadamente 30 minutos. 

Para la presentación, retiramos las plumas ibéricas de la olla y trituramos las verduras hasta conseguir una deliciosa salsa de acompañamiento. Delicioso, ¿no?

Pluma ibérica al horno con patatas

Una de las preparaciones más tradicionales -y más sabrosas- de la pluma de ibérico es esta sencilla receta para preparar al horno con patatas. Igual que sus hermanos, la presa y el secreto, la pluma está deliciosa al horno (y si tienes la suerte de tener a mano un horno de leña, el plato es un auténtico manjar).

pluma ibérica al horno con patatas

¿Qué ingredientes necesitas? Una presa ibérica entera sin filetear. Especias: romero, tomillo, albahaca, jengibre en polvo y ajo en polvo. Además, salsa de soja, vino amontillado, aceite de oliva, sal y pimienta.

Para la guarnición de las patatas solo necesitas aceite, sal y pimienta; y  especias al gusto: te recomendamos tomillo, romero y albahaca.

Para empezar con buen pie, pon el horno a precalentar (calor arriba y abajo) a a 200º. Cocinar la carne ibérica a baja temperatura es un buen consejo para lograr un acabado tierno y jugoso. 

Antes de poner la pluma ibérica, introduce las patatas en el horno. Mientras tanto, mezcla en  un bol todas las especias junto con la salsa de soja y añade medio vaso de aceite de oliva.

Coloca la carne en una fuente de horno y añade la sal y pimienta al gusto. Añade a continuación la mezcla del bol, asegurándote de que las dos caras de la pluma quedan bien embadurnadas con la mezcla. Añade el vino y deja en el horno unos 40-50 minutos aproximadamente (las patatas ya llevarán unos  20 minutos más en el horno).

Tras los 45 minutos, baja la temperatura del horno a la mitad (unos 120  grados) y deja la bandeja de la carne una hora más. ¡La espera merecerá la pena! El resultado es una carne igual de sabrosa que de tierna y  jugosa.

Si no puedes esperar más a ponerte a cocinar algunas de nuestras recetas, pásate por la tienda online de Extrem y escoge las mejores carnes frescas ibéricas.