Ah, pero ¿el lomo y el lomito ibérico no son lo mismo? Pues no, no lo son, pero es un error muy común puesto que su nombre y aspecto son muy similares. Por ello, vamos a contarte las principales diferencias entre estos tipos de piezas para que sepas distinguirlas a la perfección y te conviertas en un experto en ibéricos. 

La principal diferencia entre la caña de lomo y el lomito es que proceden de partes distintas del cerdo. El lomo se extrae, como su nombre indica, del lomo del cerdo que se sitúa bajo las costillas y pegado al espinazo. El lomito, sin embargo, procede de la presa ibérica, un músculo situado entre los omoplatos del cerdo. 

Quizás también te interese:

Qué es el jamón de cebo de campo

Cómo diferenciar el lomo ibérico del lomito

El lomo ibérico y el lomito son dos embutidos ibéricos de gran prestigio, pero, a la hora de comprar estos embutidos, ¿Cómo los diferencio? Te lo explicamos a continuación de forma rápida y sencilla. 

Para diferenciar correctamente estas piezas debes tener en cuenta dos aspectos fundamentales: su aspecto y su peso. 

Al cortar los embutidos observamos otra diferencia entre ambos. La carne del lomo ibérico y la del lomito son distintas y por tanto, también lo son su sabor y su textura. 

La carne del lomo ibérico es menos grasa, de bocado suave y tierno, mientras que en el lomito, cabecero o presa, las vetas de  grasa son mucho más evidentes y la carne es un poco más dura en boca. 

Las piezas también se pueden diferenciar en el peso. Un lomo suele ser mucho más grande y pesado que el cabecero. Mientras que el lomo puede alcanzar los dos kilos, el peso del lomito de bellota oscila entre los doscientos y los trescientos gramos, es decir, no llega al kilo completo. 

La caña de lomo ibérico o lomo ibérico

El lomo Ibérico de bellota es un embutido sublime que se elabora con cinta de lomo, limpiada, previamente, con mucho cuidado. Para obtener esta pieza, se debe dejar secar tres o cuatro meses aproximadamente en un secadero para que madure y adquiera ese sabor tan característico y apreciado. 

diferencia entre lomo y cabecero de lomo

Debes saber que la carne que se utiliza para elaborar un lomo ibérico se regula por la norma del ibérico, de la misma manera que el jamón ibérico. Por ello, dependiendo del tipo de cerdo y su crianza podemos encontrar lomo ibéricos de cebo, lomos ibéricos de bellota y lomos 100% ibéricos de bellota.

En Extrem todos los lomos se elaboran a partir de la carne de cerdos 100% ibéricos de bellota y se aderezan con el mejor orégano y Pimentón de la Vera. 

La caña de lomo de bellota es rica en minerales como el cobre, indispensable para los huesos y cartílagos, calcio, zinc, magnesio, fósforo, selenio y vitamina E, que es un poderoso antioxidante. 

Además, el lomo de bellota 100% ibérico proporciona proteínas y vitaminas B1, B6, B12 y ácido fólico, muy beneficioso para el sistema nervioso. Así mismo, su elevado contenido en ácido oleico, hace que sea la más cardiosaludable de las grasas animales. Esto ocasiona el aumento del colesterol beneficioso (HDL) y disminución del perjudicial. 

El lomito ibérico, cabecero de lomo o presa ibérica

El origen de su nombre, lomito, es derivado del gran parecido con el lomo ibérico, por ello, todavía se suelen confundir estos embutidos.

El lomito ibérico de bellota se produce siguiendo un proceso prácticamente igual que el de la caña de lomo, pero, como hemos comentado anteriormente, la diferencia es el tipo de carne que se emplea. 

También, se debe dejar secar unos cuatro meses para que madure y adquiera el sabor, textura y aroma adecuado a este embutido y, se condimenta con distintas especias que le aportan su color rojizo. 

Esta pieza es una de las más exquisitas y selectas del ibérico por su jugosidad y sabor que a nadie deja indiferente. 

Ahora que ya conoces las diferencias entre el lomo y el lomito ibérico seguro que te entran ganas de saborearlo por ti mismo. ¡Te encantará!