¿Te consideras un verdadero amante de la carne ibérica y, a la vez, te preocupa el planeta? Déjanos decirte algo: En Extrem Puro Ibérico tenemos la certeza de que este placer gastronómico no está reñido con el respeto hacia el medio ambiente.

Somos conscientes de los daños que la actividad cárnica puede suponer y, por ello, ofrecemos una alternativa: el cerdo ibérico ecológico. Además de su gran calidad, este producto presenta algunas ventajas importantes. ¿Cuáles?

Para empezar, implica una agricultura y ganadería ecológica, por lo que el proceso es en su totalidad es natural. Todo ello, con el objetivo de obtener un producto mucho más selecto, sostenible y de alta calidad. 

Puede parecer que, al ser tratados bajo un cuidado proceso de crianza y curación, los productos ibéricos siempre sean completamente ecológicos, pero no siempre es así. Entonces, ¿cómo identificar el cerdo ibérico ecológico?

Quizás también te interese:

Diferencias del jamón debo de campo

Diferencias entre el lomo y el lomito ibérico

Qué es el cerdo ibérico ecológico y sus características

Existen numerosas características que, en comparación con la producción convencional, distan totalmente de la producción ecológica. Por ello, la mayor parte de características propias de la carne de cerdo ibérica ecológica se concentran en el tipo de producción y los recursos utilizados para ello.

Las diferencias de los productos ibéricos ecológicos con los ibéricos tradicionales se resumen en los siguientes factores

  • Explotación en dehesas ecológicas.

En las dehesas ecológicas no se emplean tratamientos de pesticidas, ni se añaden abonos, sulfitos… En definitiva, es un lugar siempre mantenido con métodos y productos totalmente naturales

Además, las dehesas ecológicas están separadas de aquellas que están certificadas como “no ecológicas”, asegurando así el ecosistema de producción.

  • Para seguir tratándose de un producto ecológico, los animales seleccionados deben cumplir diferentes requisitos a lo largo de su crianza en libertad.

La limitación de medicamentos, el aforo al 50% del habitual y la prohibición de convivencia con otros animales “no ecológicos” son algunos de los ejemplos de la producción en Extrem Puro Extremadura.  

carne de cerdo iberico ecologico

Por lo tanto, la alimentación, el manejo veterinario y el espacio deben de ser acordes a la producción ecológica. Normalmente, los animales que habitan este tipo de dehesas deben ser cuidados a través de los tratamientos obligatorios, siendo un manejo médico limitado y, a su vez, controlado. Además de ser alimentados a base de materias primas ecológicas, pastos de las dehesas y otros alimentos ecológicos. 

  • Otro factor importante es la elaboración ecológica del producto; resultado final de un producto sin aditivos, nitritos u otros componentes comunes en el embutido convencional. 

A diferencia de los productos “no ecológicos”, la carne de cerdo ecológica está libre de lactosa y gluten, lo que ayuda a obtener un resultado perfectamente válido para quienes no toleren estos componentes..

  • Durante la elaboración y la crianza de los animales ecológicos es necesario tener certificación ecológica con residuo cero de organismo modificados genéticamente. Es decir, libres de OMG, evitando el uso de productos transgénicos que presenten una modificación genética.   
  • Por último, otro punto importante es el etiquetado. Los productos de cerdo ecológico tienen que llevar un etiquetado específico que muestre su correcta certificación. Esto se puede observar a través de la incorporación del logotipo ecológico de la Unión Europea y de la empresa de origen

Beneficios del cerdo ibérico

Al tener que superar controles y certificados más exigentes, la carne de cerdo ecológico tiene algunas cualidades interesantes. Es muy importante la alimentación a partir de materias primas de origen ecológico, por lo que los beneficios son numerosos, llegando a tener un resultado mucho más saludable

Y es que el consumo de alimentos sin aditivos y conservantes artificiales favorecen un mejor funcionamiento de nuestro organismo. 

Por otro lado, los productos ibéricos ecológicos poseen un alto nivel de antioxidantes naturales que pueden retrasar o prevenir el daño a las células del cuerpo. Todo esto tiene una gran repercusión a la hora de reforzar nuestro sistema inmunológico y protegerse ante enfermedades cardíacas. 

¿Cómo diferenciar el etiquetado?

A la hora de comprar cerdo ibérico ecológico, mirar el etiquetado es fundamental. Las diferencias principales están en la identificación del logotipo ecológico de la Unión Europea y de la empresa. Siempre incluyendo en ella la denominación “eco”, “bio” u “organic”.

En el caso de los jamones, también se incorpora un nuevo precinto de color verde donde puede verse más información y se especifica qué tipo de jamón es. 

En la mayor parte de Europa los productos ecológicos son evaluados por certificadoras privadas, excepto en Extremadura, donde lo hace la propia Administración, debiendo superar controles de inspección muy exigentes que, por supuesto, se refleja en la excelente calidad de la carne.  Extrem Puro Extremadura es un claro ejemplo de ello, con una inmensa dehesa donde los cerdos ibéricos viven en total libertad, en pleno corazón de Extremadura. ¿El resultado de todo esto? Una línea de productos ecológicos acordes con la sostenibilidad, la excelencia y el puro placer.