OBSESIÓN POR LA CALIDAD EXTREMA

OBSESIÓN POR LA CALIDAD EXTREMA

¿Sabes por qué EXTREM PURO EXTREMADURA está considerado uno de los mejores jamones del mundo?

Hablar de EXTREM PURO EXTREMADURA es hablar de OBSESIÓN POR LA CALIDAD. Y eso se nota en el paladar. Pero ¿cómo se consigue que todos y cada uno de sus productos lleguen a este altísimo nivel de calidad?

El secreto es que EXTREM PURO EXTREMADURA es una de las pocas empresas de ibéricos que controla TODO el ciclo de producción, supervisando minuciosamente cada una de los eslabones de la cadena durante todo el proceso de producción, desde la gestación y el nacimiento del animal hasta que el producto llega a la mesa y siempre bajo la D.O. Dehesa de Extremadura, la más exigente y reputada según los expertos.

El proceso comienza con el control genético de los animales. A mayor pureza racial, mayor es la calidad. Los cochinos de EXTREM PURO EXTREMADURA son ibéricos 100%, de genética propia, contrastada y mejorada con la experiencia y la sabiduría de sus expertos veterinarios. Además EXTREM PURO EXTREMADURA posee su propia granja de madres, para la gestación de sus lechones.

La alimentación de los animales es otro factor importante a la hora de controlar la calidad del producto. En la primera fase de la vida del animal este se alimenta de pienso. EXTREM PURO EXTREMADURA posee unmolino propio, dónde se elaboran sus propios piensos con cereales naturales, consiguiendo un alimento de una gran calidad para sus cerdos.

En una segunda fase, el cerdo se alimenta de bellotas y pastos naturales. EXTREM PURO EXTREMADURA gestiona más de 16.000 hectáreas, para alimentar a los 7.000 cerdos ibéricos de bellota que produce al año.

Además el manejo de los animales en estas dos fases es otro de los factores decisivos para la calidad del producto. En la primera fase, la de aprimalamiento, al animal se le separa la alimentación, del agua y del descanso, para obligarlo a caminar, de esta manera se vuelve más robusto y se le prepara para la fase de la montanera, donde tendrá que buscar su propia alimentación y competir por ella con la fauna salvaje de la dehesa.

La edad del animal es también un factor decisivo a la hora de controlar la calidad del producto. Cuanto más viejo es el animal en su sacrificio, mayor es su calidad. Aunque la norma establece una edad mínima en torno a 12 meses, EXTREM PURO EXTREMADURA NO sacrifica a los animales hasta los 22-24 meses de edad. Igualmente sucede con el peso, la normativa establece un peso mínimo en torno de 13 @'s, sin embargo, EXTREM PURO EXTREMADURA sacrifica con pesos 15,5-16,5 @'s, cochinos bien hechos y bien rematados.

Ya en secadero, un minucioso proceso de salazón es también imprescindible para la calidad del producto, al igual que el post salado, y la estancia en bodega. En el caso de EXTREM PURO EXTREMADURA, estos procesos tienen una duración en torno a 40 meses.

Pero EXTREM PURO EXTREMADURA va más allá seleccionando también unos espectaculares diseños para la presentación de sus productos, premiados internacionalmente, y proporcionando de esta manera una experiencia inigualable a sus clientes.

Ahora ya sabes porque EXTREM PURO EXTREMADURA es considerado uno de los mejores jamones del mundo, garantía de calidad y sinónimo de excelencia.