El corte

El corte

Tradición y artesanía fundamentan el ritual del corte, labor esencial para mantener intactas cualidades y aromas y proporcionar sólo los mejores bocados.

Desvelamos a continuación algunos secretos:

  • Fijar cuidadosamente a un soporte la pieza con la pezuña hacia arriba y disponer de un cuchillo largo y afilado.
  • Antes del corte pelar y a medida que vayamos avanzando retirar la piel y la grasa exterior de los bordes.
  • Cortar lentamente lonchas muy finas de unos 6 o 7 cm de largo, combinando grasa y magro para obtener la máxima jugosidad. Efectuar cortes paralelos entre sí deslizando delicadamente el cuchillo sobre la superficie.
  • Reservar unas lonchas grandes de tocino para cubrir el corte al terminar.
  • En plato, servir las lonchas solapándolas ligeramente.
  • Observar, oler, probar y dejarse llevar por el inconmensurable placer del jamón ibérico.